online site builder

Deja las adicciones con terapias que van a la raíz del problema

Muchas adicciones empiezan como un acto inocente para atenuar el estrés o sentirse bien, como el uso de drogas para aliviar la ansiedad, de alcohol para relajarse tras un día estresante en la oficina, el juego para aliviar las preocupaciones financieras, la automedicación para asegurar una buena noche de sueño, el sexo para sentirse amado y querido, etc. Todas poseen el potencial para acabar convirtiéndose en una adicción u obsesión que interrumpe la vida de un individuo, de sus amigos y/o de sus familiares

  Una vez que se inicia un hábito, el cuerpo comienza a anhelar aquellas actividades que hacen que uno se sienta bien de nuevo y a encontrar algún alivio a las respuestas emocionales, físicas y químicas del interior del cuerpo. Una vez enganchado a una sustancia o conducta, el individuo no puede imaginar la vida sin el hábito adictivo. Cuando esto sucede, significa que la adicción se ha afianzado, condición caracterizada por la repetición de la misma conducta una y otra vez, usando compulsivamente alcohol, drogas o conductas que crean consecuencias adversas a nivel social, mental o físico. La mayoría de los adictos creen que controlan su adicción y que pueden salir en cualquier momento. Cuando esta persona trata de detener su comportamiento adictivo, y ve que no puede controlarlo o se queda parado, entonces se encuentra en posición de buscar ayuda.


Se recomienda un programa, el cual tiene en promedio 6 sesiones de hipnosis y 6 sesiones de EMDR.


EMDR, es una terapia que va a descubrir emociones y/o sucesos que han generado la situación actual.

Además de descubrir la emoción y/o suceso también va a bajar la intensidad, es decir, elimina los síntomas que se manifiestan.


Por otra parte la hipnosis, reprograma y recetea el subconsciente, modificando la percepción positivamente.


Cada vez que asiste a terapia tiene 2 sesiones, EMDR e Hipnosis, por lo que debe considerar 2 horas en promedio.


Se requiere la compañía de un apoderado o responsable del afectado.

Comparte nuestra página